Donald Trump y la chance de agotar karma (breve lectura)

Donald Trump
Carta natal de Donald Trump ©Tres Mancias

En la Astrología Kármica, los nodos lunares son los principales indicadores acerca de cómo es el proceso de reencarnar. En la carta de Trump, la Luna en Sagitario conjunta a su Nodo Sur indican que el alma de la persona se encontró claramente identificada con las resonancias que había en la Tierra en ese momento, una experiencia de intenso entusiasmo, expectante respecto del futuro y apegada a la vida alegre.

Otra característica kármica en la configuración la indican los regentes de los nodos: Mercurio (Nodo Norte) y Júpiter (Nodo Sur) señalan que tanto las tendencias como las proyecciones en el ciclo de manifestación son conducidas principalmente por la mente de la persona. En otras configuraciones, las circunstancias materiales o emocionales podrían tomar la delantera pero en este caso, Trump cuenta con disposiciones claramente mentales para desenvolverse y continuar así con su experiencia vital aún más allá de su partida.

También podríamos observar las conjunciones del Sol, Vulcano y Urano a su Nodo Norte en Géminis, características que convierten a su experiencia en un escenario de pólvora en el que bien podría desempeñarse de manera agresiva y resonante, y en cualquier ámbito ligado al comercio, las comunicaciones, el juego, los ensayos o las experimentaciones…

Otra cualidad relevante en la carta kármica de Trump es Marte conjunto al Ascendente en Leo desde la casa XII: una dirección mental autosuficiente, centrada en sí misma y asimilada desde la fuerza que imprime el planeta de la agresividad, el sexo y las armas, un trasfondo guerrero que le ha tocado en suerte en el presente. Esta influencia es fructífera, y el acople entre su origen actual y el desarrollo es benéfico, alegre y fluido (Sol o regente astral trígono Júpiter o regente kármico sur).

No hay datos acerca de cómo se relacionan las proyecciones kármicas con los desarrollos actuales (ausencia de aspecto entre el regente kármico norte o Mercurio y el regente astral o Sol) pero sí podríamos deducir cierta “simpatía” energética, ya que Trump es un geminiano (regente: Mercurio) que juega roles cómicos pero que sin lugar a dudas pone en primer plano que la energía que emplea para ello es bien real y verídica en su fuero interno.

Por último, habría que observar que el karma generado en el presente puede quedar reforzado por las características de la personalidad, del humor y del magnetismo que se empleen actualmente. Por suerte, Trump ha nacido con el Sol bajo el signo de Géminis, lo que le permitiría conducir naturalmente todo el cúmulo de energía en dicho signo y transmutarla lo más posible. Transmutar es integrar opuestos elementales, en este caso Géminis y los signos de Tierra (Virgo, Capricornio y Tauro en las casas de la personalidad, de los placeres y de la filosofía o ideales, respectivamente).

La cuadratura entre los regentes kármicos (Mercurio en Cáncer/Júpiter en Libra) habla de un pensamiento un tanto conservador que no resuena con un modo de crecimiento más de tipo social y ligado a la moderación de las relaciones. Esta disonancia entre el pasado (Júpiter) y el posible futuro (Mercurio) tal como se presentaba al momento de nacer precisa ser elaborada para que la fricción natal no obture la transmutación. En síntesis, todos los esfuerzos que se hagan para reunir disparidades tendrán un gran efecto positivo a la hora de agotar karma. La resolución, sin embargo, no será conflictiva por demás y podrá observarse que se avanza en el camino de síntesis cuando surjan indicios de una densidad emocional en aumento y cuando aparezcan “naturalmente” convencionalismos (del Aire de Libra al Agua de Cáncer: ¿los vínculos emocionales se afianzan?).

En esta transmutación, así como se puede observar en la carta de Florence Nightingale, vemos que las valoraciones son relativas ya que lo que el sentido común indique no se aplica necesariamente en la interpretación astrológica: Trump sintetiza opuestos cuando su mente se acerca voluntariamente a los valores cancerianos de la patria, la familia y la propiedad, en cualquier orden.

©Julia Pérez Bustamante. Todos los derechos reservados.

¿Te interesaría una lectura astrológica del karma, personalizada o para hacer un regalo original? Hacé click acá.


Tres Mancias

Mi nombre es Julia Pérez Bustamante y resido en Argentina. He estudiado y practicado diversas mancias durante décadas y actualmente me dedico a realizar lecturas de monedas (I Ching), de cartas de Tarot y de cartas astrológicas. En todas ellas, mi perspectiva es pragmática y laica, enfocada en aportar información real, precisa y útil para que el consultante tome decisiones por sí mismo.

0 comentarios

¿Sugerencias, comentarios, preguntas? ¡Adelante!

error: No es posible realizar esta acción
A %d blogueros les gusta esto: