hexagrama 2 i ching
Kun. Lo Receptivo. La Tierra. La Madre

Hexagramas relacionados
23 – 24 – 27

Lo Receptivo es un signo de oscuridad, cerrado, a la espera del ingreso de actividad para abrirse y ocupar el espacio. No es posible observarlo si no es a través de la fuerza yang que lo impulsa a manifestarse. Como se dijo, es oscuridad y principio estructurante de los seres y de las cosas. En este sentido, no difiere de Ch´ien (Hexagrama 1: Lo Creativo), y en su interior se replica a sí mismo al infinito. Sin embargo, también cambia, como sucede con todas las situaciones en I Ching. Lo yang no es lo visible si no fuera por lo yin que lo despliega en el espacio y así se hacen notorios ambos. Fuerzas perennes, estructurantes y presentes en todo, la fuerza del cambio proviene de lo luminoso que se define en relación con lo oscuro.

Hexagrama 2: Lo Receptivo (23-24-27)

En la génesis de las situaciones, hay dos maneras en que esta luminosidad se hace presente en Kun: desde la base y desde la altura. Sobre todo en este hexagrama, la actividad proviene de lo yang externo. Ciertamente puede ocurrir que un cambio se produzca en alguna de las líneas internas (2º a 5º) pero entonces estaríamos hablando de otro tipo de génesis en la que habría que deducir que la energía activa se halla presente pero sin manifestación temporal: la persona, la situación, los objetos, lo que sea que esté como motivo de consulta guarda en sí energía yang que producirá un cambio específico o mutación, un observable o un fenómeno visible en lo que se conoce como secuencia microcósmica. La aparición de Lo Receptivo sería una detención momentánea, una expresión que no durará demasiado y los motivos habrá que relacionarlos con la situación concreta por la que se indaga.

Por el contrario, si queremos conocer un poco más sobre cómo actúa Lo Receptivo cuando aparece como factor condicionante, sin cambios, podríamos referirnos a los hexagramas que lo contienen como significado oculto, lo que se conoce como la secuencia macrocósmica. En esta ocasión, para cada uno de esos hexagramas se hace presente cierto aspecto de Kun:

hexagrama 23 i ching
Po (23). La Desintegración

Extrema docilidad. Las fuerzas internas no pueden sostener el peso de las circunstancias y las presiones externas amenazan o provocan riesgo de derrumbe. Ha habido un tiempo previo de pasividad en el que no se han tomado las medidas necesarias ya sea para fortificar la situación o bien para fortificarse y afrontar las demandas del mundo en ciernes. El deterioro general se hace evidente y se carece de decisión para tomar las riendas de los asuntos. Lo yang, la luz, la fuerza activa, proviene desde el exterior y no desde lo interno. Es la propia pasividad la que atrae el aumento de las exigencias del medio y urge efectuar algún tipo de cambio ya sea en el pensamiento, ya sea en la acción.

Hexagrama 24 i ching
Fu (24): El Retorno de la Luz

Tímido despertar. El mundo no lo sabrá pero algo sucede en la mente. La oscuridad nos oculta a los ojos de los demás, es nuestro velo y telón. Sin embargo, nuevas ideas se están despertando o las antiguas se vuelven a presentar ante nuestros ojos. Se trata de una especie de sacudida interna que pasará desapercibida para el resto. Aunque en principio este cambio permanezca en el terreno de las ideas, puede ser más que un simple movimiento interno y podría proyectarse a futuro como la simiente de una nueva modalidad de acción en el mundo. Pero aún es muy pronto para afirmarlo.

hexagrama 27 i ching
I (27). Las Comisuras de la Boca

Dar la bienvenida. Lo yin es el espacio que se abre y, al hacerlo, se muestra como principio estructurante: el mismo espacio es la medida de su existencia. Por definición, el espacio se encuentra para ser ocupado, penetrado por cosas y seres, moldeado por ellos mismos, insertado a través de ellos. En el vacío, se configura como un movimiento de apertura y podríamos estar predispuestos a recibir lo que la situación nos depare, definiendo nuestra forma a partir de las formas de otros, extendiendo los brazos hasta abarcar lo abarcable. La apertura que se alcanza es total y habrá que esperar novedades cerca y lejos, por dentro y por fuera, y también es esperable que este momento no sea efímero sino que dure un buen tiempo si mantenemos nuestra postura de receptividad.

Los hexagramas relacionados con Kun permiten entender la cualidad de lo oscuro, sus distintas versiones de expresión, la relatividad de cualquier acepción que se presente como única o fija. Como significado oculto, no visible y mucho menos visible que en otras situaciones, a Kun lo encontramos en: La Desintegración (Po, 23), El Retorno de la Luz (Fu, 24) y Las Comisuras de la Boca (I (Yi), 27).

©Julia Pérez Bustamante. Todos los derechos reservados.

¿Te interesa una lectura de monedas personalizada o para hacer un regalo original? Hacé click acá.


Tres Mancias

Mi nombre es Julia Pérez Bustamante y resido en Argentina. He estudiado y practicado diversas mancias durante décadas y actualmente me dedico a realizar lecturas de monedas (I Ching), de cartas de Tarot y de cartas astrológicas. En todas ellas, mi perspectiva es pragmática y laica, enfocada en aportar información real, precisa y útil para que el consultante tome decisiones por sí mismo.

0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: No es posible realizar esta acción