Relaciones con huellas (breve lectura)

Carta natal de José Saramago
Carta natal de José Saramago ©Tres Mancias

En la reencarnación a la que nos referimos, la persona llegó con un muy adecuado sentido de la imparcialidad, un equilibrista de las relaciones humanas que dedicó su energía a convertirse en foco de sugestión para el resto de las personas, con la capacidad de conglomerar a su alrededor de manera brillante pero autodefinida. Su poder de influencia psíquica fue notable, y ello fue producto del desarrollo en su pasado kármico, pues hay que notar que el regente kármico sur también fue el regente de su presente.

Con el paso del tiempo, pudo combinar de manera poco usual su individualidad con la comunión social para que, de esta forma, se cumplieran las proyecciones kármicas que en el pasado se produjeron como efecto de sus acciones. En su presente vivido, dio cumplimiento a las consecuencias forjadas desde su eje evolutivo y se convirtió en un exponente clásico del signo de Virgo: crítico literario, traductor y novelista.

Para ello, tuvo que atravesar las brumas de Neptuno y decodificar qué efectos producía en su entorno, desde la sugestión hasta la capacidad de desarrollar facultades psíquicas desplegadas en su vida cotidiana. Sin embargo, contó con una fuerte disposición anímica hacia la excentricidad y la originalidad, lo que le permitió no hundirse en las mareas simbióticas de una conciencia que supo entender los límites personales y la función conectiva de cada uno con el resto de los seres.

Un pensamiento pasional y original fue la bisagra que le permitió cumplir con sus metas kármicas. Sin esa profunda e incisiva percepción del mundo psicológico, tal vez le hubiera resultado bastante disonante la tarea de volver a encauzar la energía según patrones concretos y más estables en lo cotidiano, ya que su cuerpo resonaba con la volatilidad y la liviandad del Aire. En resumen, fue preciso desarrollar una nueva cualidad de relación con los otros, con un mayor sentido de conectividad grupal y de compromiso racional. La Fundación que lleva su mismo nombre se dedica a la promoción y defensa de los derechos humanos, de la cultura y del medio ambiente.

Julieta a Romeo

“Es tarde amor, el viento se levanta, la oscura madrugada va naciendo, sólo fue la noche nuestra claridad. Ya no seré quien fui, lo que seremos contra el mundo ha de ser, que nos rechaza, culpados de inventar la libertad”. J.S.

©Julia Pérez Bustamante. Todos los derechos reservados.

¿Te interesaría una lectura astrológica del karma, personalizada o para hacer un regalo original? Hacé click acá.


Tres Mancias

Mi nombre es Julia Pérez Bustamante y resido en Argentina. He estudiado y practicado diversas mancias durante décadas y actualmente me dedico a realizar lecturas de monedas (I Ching), de cartas de Tarot y de cartas astrológicas. En todas ellas, mi perspectiva es pragmática y laica, enfocada en aportar información real, precisa y útil para que el consultante tome decisiones por sí mismo.

0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: No es posible realizar esta acción