El karma de la Luna en Sagitario

Sagitario

La impaciencia y la tendencia a dejar pendiente o posponer la resolución de los conflictos contribuye a acumularlos, a potenciar su manifestación disruptiva y a que el registro afectivo se realice sin continuidad, exaltando ciertos momentos y restándole importancia al desarrollo o a la progresión. Los momentos que se destacan son la acumulación a través del tiempo de distintas emociones que surgen al unísono, por lo que se precisará en principio discriminarlas para luego ubicar a qué circunstancia corresponde cada una de ellas.

La energía emocional que aparece excesivamente condensada también precisará ser dosificada, ya que no sólo se trata del tipo de emociones que irrumpen sino también de la intensidad con que lo hacen, lo que puede sobreexigir las propias capacidades para registrarlas y procesarlas. Se trata de un desbalance energético que obliga periódicamente a perder energía debido a la necesidad de concentrar la atención en el área emocional, por lo que observar el ritmo de la vida afectiva ayuda a evitar las explosiones emocionales por acumulación y falta de descarga regular (aún cuando la mayor parte del tiempo se presente como un área sin conflictos llamativos).

La serenidad puede ser la apariencia del estancamiento emocional, y kármicamente será alterada a través de estallidos que dinamicen el transcurso de las relaciones afectivas, hasta que se incorpore este tipo de movimiento como una manera de desarrollo continuo (no esporádico). Una forma de hacerlo consiste en dejar de poner en marcha la negación y ampliar la mirada hacia la vida emocional del entorno para observar en los otros los efectos y las causas que se relacionan con los estados anímicos personales, encontrando el hilo de continuidad con ellos. Precisará retirar la mirada de sí mismo, desarrollar la sensibilidad necesaria que le permita captar la disposición anímica de los otros y desmantelar las negaciones que no explicitan las suposiciones y restringen la percepción.

Fundamentalmente, se trata de adquirir el valor para profundizar en la cualidad del deseo a través de los modos emocionales que adopta, por lo que cualquier conflicto de índole emocional no remite necesariamente al área afectiva sino que, particularmente para este tipo de karma lunar, es un deseo que no encuentra la expresión que busca y que suele emplear distintos mecanismos psicológicos para no revisar su cualidad y la fuerza con la que se impone y se centraliza.

©Julia Pérez Bustamante. Todos los derechos reservados.

El karma de la Luna en Sagitario

¿Te interesaría una lectura astrológica del karma, personalizada o para hacer un regalo original? Hacé click acá.


Tres Mancias

Mi nombre es Julia Pérez Bustamante y resido en Argentina. He estudiado y practicado diversas mancias durante décadas y actualmente me dedico a realizar lecturas de monedas (I Ching), de cartas de Tarot y de cartas astrológicas. En todas ellas, mi perspectiva es pragmática y laica, enfocada en aportar información real, precisa y útil para que el consultante tome decisiones por sí mismo.

0 comentarios

¿Sugerencias, comentarios, preguntas? ¡Adelante!

error: No es posible realizar esta acción
A %d blogueros les gusta esto: